Portada

Agua para riego en región de Jiménez está asegurada hasta septiembre

De 64 millones de metros cúbicos de agua que se otorgaron para riego en el distrito Río Florido, los productores de esta región aún cuentan con 25 millones, según indicó Roberto Baca jefe de la Sader, quien agregó que a pesar de que todavía faltan cultivos por generarse, este recurso proyecta que los más de dos mil productores podrán realizar el riego completo hasta septiembre, fecha en que se tiene programado el cierre de la presa Pico de Águila.

Por lo anterior, Roberto Baca Perea, jefe de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural en el distrito Río Florido, que comprende los municipios de Jiménez, López y Coronado, indicó que el agua que se programó para los productores es suficiente para los riegos.

Resaltó que a excepción de la alfalfa, los demás cultivos aún no se cosechan. Ejemplo de ello es el nogal, uno de los más importantes en el distrito, que se cosecha hasta octubre y noviembre. Asimismo, el chile se tiene programado para el mes de julio.

“El agua que se programó sí está alcanzando, pero si rebasan sus niveles de riegos, se cierra la presa. Actualmente, a los productores les quedan 25 millones de metros cúbicos de agua para sus cultivos, lo que quiere decir que sí van a tener el riego completo”, dijo.

Baca Perea subrayó que, dependiendo de las temperaturas, si estas continuaban incrementándose, la presa se iba a cerrar los primeros días de septiembre. Sin embargo, esta decisión aún está sin definirse.

El entrevistado argumentó que año con año la presa se cierra los últimos días de septiembre, fechas en las que todos los productores han podido realizar el riego de los diferentes cultivos que se generan en el distrito.

Señaló que a los productores se les había autorizado 54 millones, lo cual incrementó a 64 millones de metros cúbicos, lo que representa un aumento de 10 millones para el distrito de riego.

Reiteró que el distrito de riego se divide en módulo 1, que es Durango, y módulo 2, que es Chihuahua, entre los cuales se incluyen los municipios de Villa López y Coronado.

“Dentro de lo que cabe, con este aumento sí se beneficiaron los productores, pero no es suficiente. Hace falta más agua ya que la sequía ha dejado estragos de los cuales los productores no se han podido reponer”, finalizó.

Publicada originalmente en El Sol de Parral

Artículos Relacionados

Back to top button