Noticias del Campo

Del alojamiento a la alimentación: estrategias avanzadas para cerdas gestantes

En la porcicultura, el adecuado alojamiento grupal para hembras gestantes es fundamental, no solo en términos de bienestar animal, sino también para propiciar una buena eficiencia reproductiva y, por lo tanto, mejores resultados operativos.

Las normativas de bienestar y los avances en alimentación de precisión permiten mantener a las cerdas en un estado corporal óptimo, mejorando su desempeño reproductivo y el éxito de los partos.

El uso de tecnologías avanzadas para este propósito, en combinación con buenas prácticas sanitarias y de nutrición para los animales, se traduce en una mejor calidad de vida, así como mayor rentabilidad.

A continuación te mostramos los principales conceptos a tener en cuenta para entender mejor este tema y su aplicación.

1.- Definición de bienestar animal: Se define el bienestar animal como un estado de salud física y mental en armonía con el ambiente, destacando las cinco libertades reconocidas desde 1965,

2.- Alojamiento grupal y normativas: El alojamiento grupal de hembras gestantes se promueve por normativas de bienestar animal y por sus beneficios en la alimentación de precisión y el estado corporal óptimo.

3.- Alimentación basada en estado corporal: La alimentación de cerdas en gestación debe basarse en su estado corporal, evaluado mediante herramientas como el caliper.

4.- Importancia del agua: El agua es un nutriente esencial, representando del 50-55% del peso vivo de una hembra gestante, con un consumo diario recomendado de 10 litros por cada 100 kg de peso vivo.

5.- Ventajas del alojamiento grupal: El alojamiento grupal permite a los animales expresar comportamientos naturales y mejora su tono muscular y aptitud cardiovascular, aunque requiere un manejo adecuado para evitar peleas y estrés.

6.- Formas de agrupación: Existen diferentes formas de agrupar a las cerdas en gestación (estático, dinámico, mixto y simple), cada una con sus ventajas y desventajas en términos de jerarquías y programas de alimentación.

7.- Estado sanitario: La ausencia de lesiones, enfermedades y mortalidad es un indicador clave del bienestar animal, evaluado mediante la observación de diversos síntomas y comportamientos.

8.- Comportamiento y jerarquía: Las cerdas establecen jerarquías a través de comportamientos agresivos, y la prevención de agresiones se facilita mediante suficiente espacio y sistemas de alimentación adecuados.

9.- Estereotipias y bienestar: Las estereotipias, comportamientos repetitivos sin función evidente, son indicadores de estrés y bienestar deficiente, más comunes en alojamientos de jaulas.

10.- Rentabilidad y Bienestar: Invertir en bienestar animal y tecnologías avanzadas no solo mejora la salud y comportamiento de los animales, sino también la rentabilidad de las granjas porcinas.
Fuente: Porcicultura.com

Artículos Relacionados

Back to top button