Portada

Langosta, una plaga milenaria

Características de la Langosta Centroamericana

La langosta centroamericana, también conocida como Schistocerca piceifrons, es una especie del orden Orthoptera y la familia Acrididae. Es reconocida por su capacidad migratoria y adaptabilidad a diferentes ambientes, lo que la convierte en una plaga devastadora para la agricultura y los pastizales. Puede consumir más de 400 especies de plantas y devorar hasta 100 toneladas de alimento verde en un solo día.

Estrategias de Manejo Integrado de Plagas

Para combatir esta plaga milenaria, es crucial implementar un enfoque integrado que combine diversas estrategias:

Estrategia Descripción
Monitoreo Regular Inspección continua para detectar y monitorear poblaciones de langostas.
Uso de Pesticidas Selectivos Aplicación controlada de pesticidas para minimizar el impacto ambiental.
Métodos Biológicos Uso de organismos vivos como hongos entomopatógenos para controlar plagas.
Manejo Integrado de Plagas Implementación de prácticas agrícolas sostenibles y respuesta rápida ante brotes.

Campaña de Control de Langosta Centroamericana en México

En México, se lleva a cabo una campaña coordinada por el SENASICA y otros organismos, que incluye:

  • Exploración y Monitoreo: Utilización de tecnología avanzada como drones y una aplicación móvil específica para identificar y mapear poblaciones.
  • Muestreo y Control: Evaluación de la densidad poblacional y aplicación de medidas de control adecuadas cuando sea necesario.

Importancia de la Cooperación Internacional

La cooperación entre agricultores, autoridades locales y organismos internacionales como la FAO es esencial para gestionar eficazmente los brotes de langosta y proteger los cultivos. México ha liderado talleres regionales para fortalecer estas alianzas y mejorar las estrategias de manejo de plagas.

Prevención y Alerta Temprana

Para prevenir brotes de langosta, es fundamental:

  • Implementar sistemas de monitoreo continuo.
  • Capacitar a los productores en técnicas de manejo fitosanitario.
  • Activar alertas tempranas para una respuesta rápida ante emergencias fitosanitarias.

Zonas de Mayor Peligro en México

Las áreas críticas incluyen Yucatán, Veracruz, Chahuites-Tapanatepec (Oaxaca y Chiapas), San Luis-Tamaulipas y Tabasco, donde se concentran las poblaciones gregarígenas de langostas.

Langosta Voladora

La langosta voladora, especialmente la Schistocerca cancellata, es otro desafío significativo para la agricultura en América Latina. Esta especie se desarrolla en mangas y presenta un ciclo de vida que incluye etapas de huevo, ninfas gregarias y solitarias, y adultos migratorios. Consumen vorazmente una amplia variedad de plantas, representando riesgos graves para los cultivos comestibles como hortalizas y frutales.

Situación en Yucatán

Yucatán es la región de reproducción más grande de langosta voladora en México, abarcando aproximadamente 520,000 hectáreas en áreas como Buctzotz, Cenotillo, Panabá, Tekal de Venegas y Tizimín. El último avistamiento significativo de la plaga ocurrió en diciembre de 2023, controlándose alrededor de 40 mangas que afectaron principalmente pastos y monte.

Acciones Preventivas y Control

Para controlar la langosta voladora, es fundamental interceptarla en etapas tempranas, cuando aún son ninfas (conocidas como saltonas) y miden entre 6 y 7 mm. Una vez que alcanzan la adultez con alas funcionales, las medidas de control son más difíciles de implementar. El SENASICA y otras entidades realizan actividades de exploración, muestreo, control y capacitación en aproximadamente 60 municipios de México, utilizando el Manual Operativo de Control de Langosta para asegurar la efectividad de las operaciones.

La langosta centroamericana y voladora representan desafíos significativos para la agricultura mexicana. Con un enfoque integral que incluya monitoreo constante, uso adecuado de tecnologías y cooperación internacional, podemos mitigar los efectos de esta plaga milenaria y proteger nuestros cultivos.

 

 

Artículos Relacionados

Back to top button