Portada

¿Cómo mejorar la producción y la calidad de la leche en México?

La leche es un alimento importante para el desarrollo de las personas, ya que contiene elementos para propiciar tanto el crecimiento como el fortalecimiento de los huesos por su alto contenido en calcio, fósforo, magnesio, zinc y selenio, así como vitaminas A, D, E, C y complejo B.

En los últimos años, la industria lechera en México ha registrado un crecimiento sostenido, pues tan solo en 2022, la producción de leche en el país fue de 13 279 084 toneladas, concentrándose principalmente en entidades como Jalisco, Coahuila, Durango y Chihuahua, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

En lo que respecta a la demanda, la compañía paraestatal Liconsa revela que el mexicano toma en promedio 131 litros de manera anual, lo que coloca a México entre países que más consume este alimento ubicándose en octava posición por detrás de Brasil, Estados Unidos o China.

Para que el sector lechero en México mantenga este crecimiento en el mediano y largo plazo, ADM, el líder mundial en nutrición animal, comparte algunas recomendaciones para que los productores mejoren sus niveles de productividad y a su vez ofrezcan leche sana y de la más alta calidad.

  • Nutrición temprana para el óptimo crecimiento. La fase del destete en becerras es crucial porque estimula el desarrollo, la productividad futura de una vaca y asegura una buena descendencia en caso de reproducción. Por ende, ADM recomienda desarrollar el rumen para asegurar una ingesta adecuada de alimento para su desarrollo y crecimiento.

El reciente informe de Nutrición Temprana desarrollado por la compañía reveló que los animales jóvenes, en este caso becerras, suelen preferir los sabores dulces, por lo que los edulcorantes de alta intensidad ofrecen un incentivo eficaz a la hora de combinar y pasar de dieta líquida a sólida.

  • Acompañamiento a los productores para tener un mejor calidad y rentabilidad. Es importante tener un acercamiento con los productores para que tomen decisiones que mejoren la calidad de la leche. Por ejemplo, promover la mejora de sólidos totales que incluyen el porcentaje de grasa y proteína de los animales para mantener en el hato vacas completamente fuertes y saludables que ofrezcan producto de buena calidad para el consumo humano.

También es importante el manejo del hato para mantener una población óptima. Esto incluye tener una correcta tasa de reemplazo, selección y mejoramiento genético para la producción y la reproducción. También es importante la evaluación continua de la glándula mamaria con la medición del conteo de células somáticas, ya que este es un parámetro utilizado en el control y calidad de leche.

  • Alimentación de la más alta calidad. No darles a los animales alimentos premium por ahorrar costos puede conducir a consecuencias negativas como ofrecer leche de baja calidad y que el ganado reduzca su productividad, baje el sistema inmune y predispongamos a diferentes enfermedades.

ADM cuenta con un amplio portafolio de productos para cada etapa de vida de las vacas lecheras, que van desde el destete hasta el momento de la producción y reproducción. Y es que es necesario que este tipo de animales tengan nutrientes, minerales y premezclas específicos durante cada fase de crecimiento, pues sus requerimientos nutricionales van variando conforme la edad.

“Es importante que la industria mexicana lechera mantenga este paso firme en cuanto a su estabilidad y fortalecimiento de cara a los próximos años. Sin embargo, mucho dependerá en las innovaciones que hagan las empresas de este sector en cuanto a sus procesos de producción y los tipos de alimentación que le den a su ganado”, afirmó Javier Fonseca, vicepresidente divisional de Pecuarios y Acuacultura para el Norte de Latinoamérica.

Fotografía: ADM

Fuente: Agro2000

Artículos Relacionados

Back to top button