Local

Trabajadoras sociales de la DSPM, parte esencial para la atención a menores infractores

El departamento de Trabajo Social de la Policía Municipal ha sido parte esencial para la atención y servicio de los menores de edad que, por diferentes circunstancias, han transgredido las normas y reglamentos, así como ayudar a aquellas personas con algún tipo de discapacidad y/o consideradas vulnerables, para que encuentren una rápida solución a la situación de vida que los ha llevado a encontrarse en ese estado.

Este departamento, ha estado a cargo de la trabajadora social, Socorro Ruacho Delgadillo, quien es conocida dentro y fuera de la corporación debido a su entusiasmo, energía y entrega por lo que hace. Su trabajo es medular para el buen funcionamiento del proceso de canalización y atención a esta parte vulnerable de la población, con la que diariamente tratan ella y las demás trabajadoras que colaboran en esta loable labor.

Desde una pesquisa (búsqueda de una persona extraviada), hasta la protección y canalización de un menor de edad que ha infraccionado el Reglamento de Justicia Cívica, o el resguardo de personas con discapacidad y adultos de la tercera edad con demencia senil o problemas similares, que son encontradas por los policías en las calles, son algunas de las principales situaciones a las que de manera comúb se enfrentan las trabajadoras sociales.

La Policía Municipal no funcionaría de la misma manera sin un área que dé seguimiento al trabajo social, como lo lleva a cabo la Dirección de Seguridad Pública Municipal, cuyos resultados se han visto reflejados en la felicidad de cientos de jóvenes y adolescentes que han sido reunidos con sus familias e insertados nuevamente a la sociedad antes de que su conducta escalara a otros niveles.

Además, gracias al trabajo de este importante departamento, también decenas de personas de la tercera edad o con algún tipo de trastorno o situación de indigencia que son trasladadas a alguna de las comandancias, han sido entregadas a sus familias o canalizadas a instituciones de cuidado, dependiendo de cada caso en particular, siguiendo siempre los protocolos establecidos legalmente para ello.

“Una de nuestras principales funciones en la DSPM es atender y brindar orientación sin distinción a todas las personas, pero los casos más recurrentes son aquellos en los cuales padres de familia están teniendo problemas con sus hijos menores de edad que ya han cometido faltas administrativas o que están propensos a cometerlas, les brindamos las herramientas necesarias para que puedan corregir el problema”, expresó Ruacho Delgadillo.

 

Related Articles

Back to top button