Local

Sistema 9-1-1 de la Policía Municipal: 37 hombres y mujeres preparados para atender emergencias

Con un equipo de cómputo de última generación, ellos están listos para recibir las llamadas de emergencia que diariamente realizan los chihuahuenses, siendo un grupo conformado por 32 mujeres y 5 hombres para operar el sistema de emergencias 9-1-1 de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM).

Este equipo opera tras bambalinas y son los primeros respondientes ante cualquier emergencia o situación que se reporta a la citada línea, quienes, a través de su conocimiento y profesionalismo, direccionan cada llamada al lugar correcto para ser atendida.

Gracias a la tecnología de la Plataforma Escudo Chihuahua (PECUU) y a la modernización del 9-1-1, ahora es posible agilizar los tiempos de respuesta y atención por parte de las diferentes dependencias, si se cuenta con sólo tres datos básicos; el teléfono y dirección del afectado y el tipo de incidente, a diferencia de la plataforma anterior, que solía ser lenta para el usuario y alargar los tiempos de arribo de las unidades.

No es una labor sencilla, por el contrario, la desesperación y el nivel de estrés de quienes suelen llamar al 9-1-1 para solicitar ayuda de la Policía, de Bomberos o de alguna otra corporación, suele llegar a los insultos y ofensas, situación que viven diariamente y para la que ya están preparados los operadores; sin dejar de lado el alto porcentaje de llamadas falsas o de broma que representan cerca del 70 % del total de las mismas, un problema que no ha sido posible erradicar debido a la desconsideración de quienes las realizan, movilizando unidades y recursos de manera innecesaria.

Hasta hace algunos años, y quizá de manera errónea, la labor de las operadoras se consideraba exclusiva del género femenino; sin embargo, actualmente y debido a las políticas de no discriminación, la Dirección de Seguridad Pública Municipal ha integrado hombres que trabajan de la misma manera y con la misma actitud de servicio.

La coordinadora del Centro de Emergencias 9-1-1 de la DSPM (mejor conocido como CERI), Karina Cardona, y quien lleva 16 años laborando para la dependencia policial, expresó el orgullo que siente de pertenecer a la corporación y específicamente a esta área, donde dijo, inicia el primer contacto con el ciudadano para resolverle el problema que lo aqueja en ese momento.

“Nosotros somos quienes recibimos el primer impacto, el primer golpe de nuestros clientes, que en este caso, son los habitantes del municipio y que requieren algún tipo de ayuda. Contamos con preparación para tranquilizarlos y utilizamos mucho la tolerancia y la paciencia cuando están alterados debido a la emergencia por la que atraviesan en ese momento. A pesar de todo es un oficio muy loable”, expresó la funcionaria.

Tan sólo en el año 2021, la DSPM atendió 275 mil 086 llamadas, un promedio de 23 mil por mes, de las cuales 16 mil se encuentran en la categoría de falsas o no procedentes, por ello, resulta primordial la concientización de los ciudadanos para reducir la cifra.

 

Related Articles

Back to top button