Pecuaria

Optimización del cuidado post destete: estrategias para lechones con crecimiento saludable

El cuidado de los cerdos destetados se centra en la atención a rubros que van desde su nutrición, hasta su entorno y calidad de vida, todos ellos son elementos cruciales para asegurar su crecimiento eficiente y futuro buen desempeño.

La alimentación adecuada incluye el ajuste preciso de los comederos, la utilización de alfombras plásticas y la preparación de papillas para estimular la ingesta de alimento. Además, asegurar una fuente constante de agua limpia y fresca es vital.

El entorno debe estar controlado, con temperaturas apropiadas y buena ventilación para mantener a los lechones cómodos. Además, la gestión diaria y el cuidado individualizado de cada cerdo son esenciales para identificar problemas de salud y asegurar que cada animal reciba el tratamiento necesario para prosperar.

Aquí enlistamos las ideas más importantes sobre este tema, así como porqué es relevante su aplicación en la granja.

1.- Es crucial que los lechones consuman alimento inmediatamente después del destete para minimizar el estrés y asegurar una transición suave de la leche a la alimentación seca.

2.- Utilizar ingredientes de alto valor nutritivo y libres de contaminantes, y asegurar una cadena de producción que mantenga la calidad del alimento.

3.- Ajustar adecuadamente los comederos para maximizar la ingesta de alimento y minimizar el desperdicio, especialmente durante la costosa fase de cría.

4.- Usar alfombras plásticas para ofrecer alimento durante los primeros días post-destete, estimulando la actividad y la ingesta alimentaria.

5.- Preparar papillas mezclando alimento seco con agua para ayudar a los lechones pequeños y enfermos a adaptarse al alimento sólido.

6.- Proveer agua limpia y fresca es fundamental, ya que los cerdos que no beben suficiente, tampoco consumirán suficiente alimento.

7.- Mantener la temperatura adecuada (29-32 °C) y una buena ventilación para asegurar que los cerdos estén cómodos y saludables.

8.- Mantener la humedad por debajo del 65% y asegurar una ventilación adecuada para evitar problemas respiratorios.

9.- Inspeccionar los corrales diariamente para asegurar la correcta cantidad y calidad del alimento y el agua, y para identificar y tratar rápidamente cualquier problema de salud.

10.- Cuidado Individual: Observar cada lechón detalladamente para identificar problemas de salud o nutrición y proporcionar el cuidado y tratamiento adecuado en los corrales de enfermería.
Fuente: Porcicultura.com

Related Articles

Back to top button