Pecuaria

Las firmas de porcino de EE.UU. también sufren la caída de las importaciones chinas

La USMEF ha hecho recopilación de los datos de exportación cárnica de EE.UU. en julio de 2022. Según esos datos, en julio el país comercializó 208.095 toneladas en julio, un 6% menos que hace un año, con un valor de 625 millones de dólares (un 5% menos).

De enero a julio, las exportaciones fueron un 17% inferiores a las del año pasado, con algo menos de 1,5 millones de toneladas, valoradas en 4.240 millones de dólares (un 15% menos). Buena parte de esta reducción está relacionada con el freno de las importaciones chinas de carne de cerdo ya que frente alas 318.150 t importadas en 2021, en 2022, de enero a julio, China solo ha importado 99.514 t de carne estadounidense, un 69% menos.

“Las exportaciones a México, el principal mercado de la carne de cerdo estadounidense, se mantienen muy por encima del ritmo récord del año pasado, mientras que los envíos a Colombia, el Caribe y Corea del Sur siguieron fortaleciéndose en julio”, asegura Dan Halstrom, presidente y director de USMEF.

En cuanto a la carne de vacuno, las exportaciones volvieron a superar los 1.000 millones de dólares en julio y alcanzaron el quinto mayor volumen registrado. Ascendieron a 126.567 toneladas, un 3% más que en el mismo mes del año anterior. El valor de las exportaciones aumentó un 7%, hasta los 1.006 millones de dólares, superando la marca de los 1.000 millones por sexta vez este año.

Japón fue el líder de las exportaciones de julio, pero los volúmenes también aumentaron con respecto al año anterior a China/Hong Kong, la región de la ASEAN, América Central, el Caribe y Colombia. Las exportaciones de julio se redujeron en Corea del Sur y Taiwán, aunque ambos mercados mantienen un ritmo récord en 2022.

En los siete primeros meses del año, las exportaciones de carne de vacuno aumentaron un 6% respecto a las de hace un año, hasta alcanzar las 870.471 toneladas, valoradas en 7.200 millones de dólares (un 29% más). El valor de las exportaciones por cabeza de ganado alimentado está en un ritmo récord, con más de 475 dólares.

“La demanda mundial de carne de vacuno estadounidense se sigue manteniendo, sobre todo en el ámbito de la venta al por menor”, dijo Halstrom. “Las exportaciones también se han beneficiado de un repunte parcial en el sector de la restauración, pero esta recuperación está lejos de ser completa. Muchos mercados están todavía suavizando gradualmente las restricciones de COVID, por lo que definitivamente vemos oportunidades de mayor crecimiento a medida que el tráfico de los restaurantes regresa. Sin embargo, los vientos en contra siguen siendo formidables, incluyendo una mayor devaluación de las monedas de los principales socios comerciales”.

Related Articles

Back to top button