Portada

Investigaciones para eficientar el uso del agua en la agricultura

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), ha realizado investigaciones para una aplicación eficiente en la agricultura, que están sustentadas, fundamentalmente, en tres ejes: adopción de tecnologías para riego por los productores; alternativas que obedecen a la disminución en cantidad y calidad del recurso hídrico; determinación del momento adecuado de riego o calendario de riego, basado en datos de evapotranspiración.

El Dr. Ramón Trucios Caciano, investigador del Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en relación Agua, Suelo, Planta y Atmósfera (CENID-RASPA) del INIFAP, señaló lo anterior durante una entrevista y destacó que las actividades agrícolas y pecuarias utilizan aproximadamente el 70 por ciento del agua, por lo que es importante hacer un uso eficiente del agua que se utiliza para riego de cultivos.

/cms/uploads/image/file/883962/Dron.jpg

Subrayó que el CENID-RASPA realiza investigaciones para hacer uso eficiente del agua para riego. De manera general se tienen tres ejes importantes, uno de ellos es el desarrollo de alternativas de riego que consideren la disminución en cantidad y calidad de los recursos hídricos. También se buscar hacer eficiente el riego a través de la aplicación del agua al cultivo cuando éste lo requiera, tomado en cuenta datos importantes como la evaporación y transpiración, factores importantes que se deben considerar, a fin de que el agua sea aprovechada por el cultivo y tenga un menor estrés en su desarrollo. Otro eje importante, es lograr una mayor y más rápida adopción de tecnologías para riego, lo cual no necesariamente tiene que ver con equipos novedosos, ya que hay áreas agrícolas en donde se puede incrementar la eficiencia de aplicación del riego si se hace una adecuada nivelación del terreno y corrección de las dimensiones de las melgas.

El Dr. Trucios Caciano, al referirse a las técnicas que se están utilizando para hacer más eficiente el agua de uso de riego, indicó que este momento se está aplicando en algunas regiones, una modalidad de riego se le conoce como riego rodado o aplicación de riego a cielo abierto. Esta modalidad tiene aproximadamente 50 % de eficiencia de aplicación, el otro 50 % se pierde por evapotranspiración y por el perfil del suelo que contribuye a la recarga de acuíferos. Por otro lado, hay sistemas de riego que distribuyen el agua cerca del área radicular y ejemplificó el riego por goteo que puede ser superficial o subterráneo y tiene una eficiencia de aplicación mayor al 90 por ciento.

/cms/uploads/image/file/883963/127afb19-1fd6-4e9d-9f40-cbf421ca9e89.jpg

Hizo hincapié que al hablar de sistemas de riego que estarían recomendando, tiene mucho que ver con los recursos económicos con los que cuentan los productores, además de que los cultivos elegidos sean redituables, ya que el sistema de riego localizado como es el sistema de riego por cintilla ya sea superficial o subterráneo, tiene una relación beneficio/costo que no en todos los cultivos podría ser rentable. En el caso de cultivos básicos como maíz, el riego rodado o riego superficial es el predominante.

El investigador manifestó que aproximadamente un 20 por ciento de la producción en superficie a nivel nacional, proviene del riego, no obstante, el valor de la producción es mayor al que se obtiene en la agricultura de temporal. Señaló que la Comarca Lagunera es principalmente una zona de riego, casi el 50 por ciento se riega en maíz y sorgo forrajero, el resto de la superficie produce alfalfa, frutales como nogal, vid, también hay superficie de hortalizas como melón y sandía. Recientemente se han introducido higo y granada y algunas hortalizas como, chile y jitomate entre otros cultivos. Todos ellos cultivos redituables para el tipo de riego rodado que predomina en este distrito de riego.

/cms/uploads/image/file/883964/3bd306c3-389a-4456-b8e5-0d0637067167.jpg

En las zonas de temporal, ha habido irregularidad en el periodo de lluvias con la presencia de lluvias desfasadas o bien con chubascos torrenciales aislados, lo que ha generado que los cultivos no terminen su ciclo de maduración natural y, por lo tanto, disminuyan su producción. En este contexto, uno de los desafíos en la agricultura es adaptarse a las condiciones climáticas presentes y buscar cultivos alternativos que se desarrollen en dichas condiciones climáticas de las regiones, a fin de no alterar la disponibilidad del recurso hídrico.

Un aspecto importante en el agua subterránea es que “nosotros los usuarios hemos roto los ciclos del uso del agua, por ejemplo, tomando en cuenta un cuerpo de agua superficial como presa o lago que tiene una filtración natural hacia el manto acuífero, y de este cuerpo superficial se requieran 10 años o más para que un volumen determinado de agua se infiltre en el acuífero para almacenarse, y nosotros extraemos esa mismo volumen de agua en un año, se inicia un déficit, ya que estamos extrayendo un volumen mayor al que naturalmente se recarga debido a una población creciente (tanto en servicios como en consumo de actividades primarias y secundarias) y con esto rompemos el equilibrio con una insuficiente recarga de agua comparada con extracción que se realiza de los mantos acuíferos”.

 

Contacto:

Dr. Ramón Trucíos Caciano / CENID-RASPA

trucios.ramon@inifap.gob.mx

Related Articles

Back to top button