Agricolas

Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen pueden ser motor de desarrollo para México

Las Indicaciones Geográficas (IG) y Denominaciones de Origen son figuras legales que usan para proteger productos diversos con características únicas, reconocidos por su calidad y que están asociados a una región específica, cuyo uso se ha extendido a los sectores agroalimentario, textil y artesanal. Francia cuenta con alrededor de 700, mientras que México, donde hay un gran potencial de desarrollarlas, tiene 18 DO y se trabaja en torno a 36 IG.

Además de la protección que brindan, las IG y DO pueden representar un factor de desarrollo económico en las regiones o comunidades donde se elaboran. Son un factor fundamental de la economía en la Unión Europea, con unas tres mil 665 indicaciones geográficas, donde Francia e Italia encabezan la lista, que en total generan alrededor de 40 mil millones de euros en valor productivo y comercial, al representar productos agrícolas y pecuarios de calidad, detalló el titular de la Representación de la Unión Europea en México, Gautier Mignot.

En Francia las indicaciones geográficas y las denominaciones de origen han sido el motor del desarrollo agrícola en comunidades rurales y hay muchos casos de éxito. Entre IG y DO tenemos más de 700 registros, una buena parte son de vinos o quesos, pero también hay chile, indicó a imagenagropecuaria.com, el consejero de Asuntos Agropecuarios de la Embajada de Francia en México, Alexandre Martin.

Al término del Seminario Franco-Mexicano El potencial de las indicaciones geográficas, el representante francés expresó que en este rubro efectivamente hay mucho potencial en México, hay una riqueza extraordinarias de productos agrícolas o artesanales, que merecerían ser protegidos para ser más reconocidos por los consumidores.

Estas figuras jurídicas –explicó– se adaptan a ese tipo de necesidad, de una comunidad que tiene un producto que siempre ha elaborado de cierta manera y así protegerlo, le generará un ingreso mayor y, al mismo tiempo, dará a conocer la región donde se produce.

Con la experiencia de Francia en este ámbito y el conocimiento que tiene de México, Alexandre Martin observa potencial en productores de destilados del norte como la raicilla, bacanora o alimentos como el maíz, chiles; en Querétaro los vitivinicultores analizan como valorizar su vino; no existe ningún queso protegido en México, pero productores de Oaxaca, Chiapas o Michoacán manifiestan que les gustaria protegerlo. “Hay infinitas posibilidades”, subrayó.

Destaca que estas figuras de protección tienen un impacto económico positivo y otro efecto es la derrama en territorio a partir de que llegan turismo, el queso de una región y esto produce un desarrollo económico en el territorio. En Francia, por ejemplo, 400 productores de alta montaña, a 2,500 metros de altura, se organizaron y protegieron el queso Beaufort con la calidad tradicional y hoy es de lo mejor pagado al productor de toda Europa , que hoy vive muy bien.

Los vinos espirituosos son el segundo sector en la balanza comercial francesa, esto a raíz del desarrollo de su protección, porque una de las ventajas de las IG y DO es que esos nombres sean protegidos contra el riesgo de que en otros países, en otras regiones, otras marcas o empresas puedas usar estas marcas de manera fraudulenta.

Sobre el tema de regulación, Alexandre Martin, comenta que existen a nivel de cada país y hay acuerdos bilaterales. El acuerdo de México con la Unión Europea permite que todo las IG mexicanas este protegidas “de manera absoluta”.

En el mundo esta el Acto de Ginebra que permite proteger de manera más robusta todas la ID y DO de todos los productos en más de 50 países y México está en proceso de entrar a este acuerdo.

Las indicaciones geográficas representan una oportunidad para que los productores de pequeña escala del país incursionen en prácticas comerciales de mayor relevancia e incluso exporten a mercados como la Unión Europea, aseguró el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

En su participación en dicho seminario dijo que México cuenta con amplia diversidad agrícola y cultural para impulsar más denominaciones de origen e indicaciones geográficas que fortalezcan el desarrollo local y generen oportunidades de producción, económicas y de empleo

Buscan brindar más protección a productos agroalimentarios y artesanías

En México existen 18 DO, de las cuales 15 están en el sector agroalimentario, y trabajamos en 36 IG que se han solicitado, había unas que se abandonaron o se rechazaron otras que estaban en proceso de revisión, detalló a imagenagropecuaria.com el coordinador general de Asuntos Internacionales de la Sader, Juan Bernardo Orozco Sánchez.

Comentó que las solicitudes de protección que se han rechazado en México es por falta de organización y convencimiento. Tenemos que trabajar junto con las productores en su organización, en la definición de los pliegos de condiciones, en las regulaciones y normas para documentar de manera eficiente la IG, la DO o incluso la marca colectiva.

Las 18 DO con que tiene México son: Ámbar de Chiapas; arroz de Morelos; bacanora; cacao Grijalva; café de Chiapas; café Veracruz; café Pluma; charanda de Michoacán; chile de Yahualica; chile habanero de Yucatán; mango Ataulfo del Soconusco; Chiapas, mezcal; olinalá; raicilla; sotol; talavera; tequila y vainilla de Papantla. La Sader trabaja para obtener la protección del pulpo Maya mediante la IG: Pulpo Maya de la Península de Yucatán. Igual existe el objetivo de proteger las mieles meliponas o monoflorales de la Península de Yucatán. Un caso de éxito es la IG de la Cajeta de Celaya.

Juan Bernardo Orozco señala que Francia tiene alrededor de 700 protecciones, España y la Unión Europea tiene diversas en IG y DO. México tiene un amplio potencial y podríamos aspirar a tener un número mayor; son procesos que toman años, en tequila tardó más de 35 años. “Queremos calidad en el trabajo más que cantidad, porque tanto en nuestro país como en Francia hay un número de solicitudes que no se utilizan”, expuso

El funcionario de Sader hizo hincapié en que

México por su amplio territorio, por todos sus pueblos originarios, la cultura y porque somos un país megadiverso podríamos tener más distintivos de este tipo en destilados, quesos, vinos o sidras de manzana.

Están los “toritos” de veracruz; cremas de mezcal en Oaxaca y otros estados con DO; Chiapas y Tabasco con quesos; mieles en la Península de Yucatán, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Por ahora, la Sader trabaja con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) en IG y DO y marcas colectivas, queremos que haya mayor protección para productores y artesanos de México, que ya se está haciendo; se han presentado quejas de personas que se han apropiado indebidamente de estos conocimientos o de diseños que son herencia cultural de las comunidades y se ha logrado mantener esa protección a pueblos originarios.

El objetivo, anotó Orozco Sánchez es que podamos avanzar de manera conjunta IMPI, Sader, productores, secretarios de Desarrollo Económico, Agropecuario y de Turismo de los estados, en la protección de artesanías, de platillos regionales con ingredientes endémicos y desarrollar rutas agroturísticas donde la gente pueda ir a conocer cómo se elaboran los productos, de dónde vienen, de que plantas es originario, de qué región específica y así poder tener una derrama económica no solo por el producto en sí, sino por la visita de los turistas.

Hoy, remarcó, los turistas van a Tequila a las tequileras para poder conocer el proceso de destilado de esa bebida, esto también puede hacerse para mezcal en Oaxaca y otros estados que tienen la certificación; o la raicilla en Jalisco y Nayarit; o el sotol en Chihuahua; la bacanora en Sonora; licor de damiana en Baja California; la charanda en Michoacán; en la zona centro del país nopal, xoconostles o pulque y otros como textiles, cerámicas o artesanías, que pudieran ser objeto de esta protección.

___________________

La Ley de la Propiedad Industrial en México define

Denominación de Origen: “el nombre de una zona geográfica o que contenga dicho nombre, u otra denominación conocida por hacer referencia a la citada zona, que sirva para designar un producto como originario de la misma, cuando la calidad o las características del producto se deban exclusiva o esencialmente al medio geográfico, comprendidos los factores naturales y humanos, y que haya dado al producto su reputación”
Indicación Geográfica: “el nombre de una zona geográfica o que contenga dicho nombre, u otra indicación conocida por hacer referencia a la citada zona, que identifique un producto como originario de la misma, cuando determinada calidad, reputación u otra característica del producto sea imputable fundamentalmente a su origen geográfico”

 

 

 

Related Articles

Back to top button