Reportajes

Gobiernos apuestan por energías sucias; rumbo a la COP26

A escala mundial, los gobiernos están apoyando la producción de combustibles fósiles a través de sus políticas, inversiones y otras medidas, denunció el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El ritmo actual pone en riesgo las metas ambientales relacionadas con calentamiento global.

“Los gobiernos continúan apostando por extraer mucho más carbón, petróleo y gas de lo que es consistente con los límites climáticos acordados”, afirmó la agencia global en su Informe de Brecha de Producción, presentado la semana pasada.

En este panorama, los países llegan a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que comenzará el próximo domingo en Escocia.

“Los gobiernos planean producir más del doble de la cantidad de combustibles fósiles en 2030 de lo que sería consistente con limitar el calentamiento a 1.5 grados centígrados”, anunció el PNUMA.

La brecha de producción se ha mantenido sin cambios desde el primer análisis, realizado en 2019, agregó el organismo.

MÁS PETRÓLEO Y GAS
Según el PNUMA, los países proyectan un aumento en la producción de petróleo y gas en las próximas dos décadas.

Mientras que únicamente hay una reducción en la producción de carbón.

“Esto conduce a niveles de producción futuros muy por encima de los consistentes con limitar el calentamiento del planeta a 1.5 o incluso dos grados centígrados”, detalló el Programa.

Además, los países del Grupo de los 20 (G20) han destinado casi 300 mil millones de dólares en fondos adicionales a actividades de combustibles fósiles desde el comienzo de la pandemia, más de lo que han destinado a energías limpias.

En los últimos años disminuyó el financiamiento público internacional para la producción de combustibles.

Instituciones financieras de desarrollo, con más de 2 billones de dólares conjuntos en activos, han adoptado políticas que excluyen las actividades de producción de combustibles fósiles.

“La producción mundial de combustibles fósiles debe comenzar a disminuir inmediata y rápidamente para ser coherente con la limitación del calentamiento a largo plazo a 1.5 grados centígrados”, subrayó el reporte.

Exigen descarbonizar para lograr meta global
ESTOCOLMO. Limitar el cambio climático al objetivo de 1.5 grados centígrados del Acuerdo de París requerirá que el uso de la energía del carbón y del gas disminuya a un ritmo sin precedentes para cualquier país grande.

Un análisis de disminución de los combustibles fósiles en 105 países entre 1960 y 2018 reportó que los declives se produjeron cuando el petróleo fue sustituido por el carbón, el gas o la energía nuclear en respuesta a las amenazas a la seguridad energética de los años 70 y 80.

Las conclusiones, publicadas en la revista One Earth reiteraron que la descarbonización del sector energético es una estrategia especialmente importante para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050.

Esto es necesario necesario para evitar que la temperatura media mundial supere los 1.5 grados celsius en este siglo.

 

Fuente: Excélsior

Related Articles

Back to top button