Portada

Están presas en su peor nivel

Chihuahua, Chih.- Siete de las nueve presas más importantes de la entidad cayeron a su nivel más bajo entre el año pasado y el actual, de acuerdo con los reportes del mes de mayo del monitoreo diario que realiza la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Aunque no son los niveles históricos más bajos en la mayoría de los embalses del estado, representan pérdidas de su almacenamiento de más del 50 por ciento, en el comparativo entre su nivel del año pasado y el actual; sólo dos, de las más pequeñas, conservan niveles similares al del periodo previo. La presa más importante del estado, La Boquilla, tenía ayer un almacenamiento del 28 por ciento de su capacidad, cuando a principios de mayo del año pasado tenía un 66 por ciento, según el reporte histórico y el actualizado de la Comisión Nacional del Agua.

La Boquilla, ubicada en el municipio de San Francisco de Conchos en la corriente del río Conchos, tiene una capacidad de almacenamiento total de dos mil 846.78 hectómetros cúbicos (hm3); en mayo de 2022 también bajó hasta el 28 por ciento, aunque sus registros más bajos, en los años previos, han rondado el 20 por ciento.

La siguiente presa en importancia del estado es la Francisco I. Madero o Las Virgenes, ubicada en el municipio de Rosales para captar la corriente del río San Pedro. Ayer reportaba un 27 por ciento de almacenamiento respecto de su capacidad, de 333.32 hectómetros cúbicos.

La presa El Granero o Luis L. León, también de la corriente del Conchos, pero en los límites del municipio de Aldama, tiene una capacidad total ordinaria de 284.38 hm3, aunque actualmente se encuentra al 82 por ciento de su capacidad. El año pasado, llegó a tener 83 por ciento y el antepasado bajó hasta un 24 por ciento, uno de sus niveles históricos más bajos y poco comunes, dado que se encuentra aguas abajo de uno de los principales afluentes de la entidad.

La presa Abraham González, que capta las aguas del río Papigochi en el municipio de Guerrero, tiene apenas el 21 por ciento de almacenamiento, de una capacidad total de 79.35 hm3. El año pasado en estas fechas llegó a tener el 75 por ciento y en 2022 un 65 por ciento.

En la zona norte del estado, la presa Las Lajas, de la corriente del río Santa Clara en el municipio de Buenaventura, mantiene apenas el 12 por ciento de almacenamiento, de un total que puede contener de 83.27 hm3. Sus registros de mayo de 2023 indican que llegó a estar a un 71 por ciento y en el año previo, 2022, hasta un 40 por ciento.

También en Buenaventura, pero en las aguas del río Santa María, la presa El Tintero tiene sólo un 11 por ciento de su capacidad total, medida en 125 hm3. Este embalse estaba a la mitad de su capacidad en mayo del año pasado y bajó hasta el 39 por ciento en el mismo mes del año antepasado.

La presa ubicada en el municipio de Allende, Piedras Azules, en la corriente del río Parral, mantiene un 70 por ciento de almacenamiento, pero es de las más chicas de la entidad, con apenas 8.71 hectómetros cúbicos de capacidad. En 2022 llegó a bajar a un 48 por ciento, pero se ha mantenido en su nivel entre el año pasado y el actual.

En tanto, las dos presas ubicadas en la capital del estado, también mantienen niveles relativamente altos, pero son de los embalses pequeños de la entidad. La Chihuahua (corriente del río Chuvíscar) tiene un 60 por ciento y El Rejón (corriente del arroyo El Rejón) un 86 por ciento. Ambas también han mantenido estabilidad cerca del 50 por ciento más de almacenamiento.

En todas las regiones del estado donde hay embalses, que son para uso agrícola principalmente, la ausencia de lluvias no ha permitido su llenado, lo que se suma a la extracción para el riego de cultivos y la evaporación que provocan las altas temperaturas.

Fuente: El Diario

Related Articles

Back to top button