Pecuaria

EE. UU. reconoce los acuerdos de regionalización en Italia por la FPA

Con el objetivo de analizar la situación de la Fiebre Porcina Africana (FPA) en Italia, y sus posibles implicaciones en la industria porcícola estadounidense, el Centro de Información sobre Salud Porcina (SHIC) comenzó a recabar información al respecto.
En el organismo expresaron que actualmente el país norteamericano tiene un acuerdo de zonificación con la Unión Europea, por lo que pueden continuar las importaciones de productos derivados, siempre que estos provengan de regiones no afectadas por la enfermedad.
Sin embargo, como condición para las exportaciones, las unidades de producción certificadas deberán comprobar que los animales sacrificados no provienen ni fueron movilizados dentro de las zonas donde hasta el momento se ha registrado la presencia de la FPA.
De acuerdo con información tomada del el Servicio de Inspección de Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de EE. UU., dentro del mapa en el que se delimitaron las áreas de control de la enfermedad, no se encuentra ninguna unidad de producción.
EL JAMÓN DE PARMA SÍ PODRÁ SEGUIR INGRESANDO A ESTADOS UNIDOS
En el SHIC hicieron énfasis en que aquellas instalaciones que procesan jamones de Parma, no fueron incluidas en la delimitación de zonas de riesgo, ya que se ha demostrado que el proceso de curado mitiga las posibilidades de que la FPA se mantenga en los cárnicos.

Finalmente, el organismo informó que la cepa de la enfermedad porcina detectada en Italia, fue catalogada con el genotipo 2, lo que quiere decir que es la misma que se ha mantenido en Europa desde 2007.
En contraste, otros países en Asia como China, Japón, Taiwán y Kuwait, determinaron suspender por completo este tipo de compras procedentes desde Italia; en América también se dio el caso, con prohibiciones por parte de Brasil y Cuba.
Fuente: Porcicultura.com

Related Articles

Back to top button