Local

Detienen a cuatro presuntos robacarros en menos de 15 días

La adrenalina estuvo en su más alto nivel para la agente A y el agente B en las últimas semanas, porque en menos de quince días, participaron en tres detenciones; la primera de dos presuntos robacarros que desvalijaban una camioneta en una tapia, la segunda durante una persecución a toda velocidad por el periférico de la Juventud y la última hace apenas 48 horas cuando sorprendieron a un hombre a bordo de un auto que había robado apenas 10 minutos.

“Servir y proteger”, es el lema de la Policía Municipal de Chihuahua, frase que toda la corporación lleva marcada en su placa y que todos los días la tienen presente cuando salen a patrullar por las calles de la capital y la zona rural del municipio.

Para la agente A y el agente B, estas últimas dos semanas, además de servir y proteger a los chihuahuenses, también los marcaron las palabras: “detener y recuperar”, porque en tan solo quince días,  en operativos juntos y por separado, lograron la detención de cuatro presuntos robacarros y asegurar los vehículos robados para ponerlos a disposición de la fiscalía y entregarlos a sus propietarios.

De manera cronológica, el 31 de enero, la agente A fue la primera en participar en la detención de una persona en posesión de auto robado.

“Fuimos en apoyo de otro compañero de turno, a quien le reportaron que las cámaras de seguridad habían detectado un vehículo con reporte de robo por medio de las matrículas; nosotros estábamos cerca de la avenida Homero y Juventud y fuimos en apoyo e iniciamos una persecución”.

Las unidades siguieron al conductor hasta la calle Paseos Universidad y Miguel de Cervantes, donde por su falta de pericia, terminó por brincar el camellón central y chocar, fue cuando los agentes de inmediato lo rodearon y lograron su detención.

Tan solo dos horas después, el agente B, le tocó participar junto con otros compañeros en la captura de otros hombres que fueron sorprendidos desvalijando una camioneta en una finca abandonada en la colonia Valle Dorado, la semana pasada.

“Durante un recorrido de rutina, observamos a dos personas sospechosas en el interior de una tapia, que al verse sorprendidos salieron corriendo por un canal de desagüe para intentar huir; emprendimos la persecución a pie hasta lograr su captura”, señaló el oficial.

Finalmente, el jueves 10 de febrero por la madrugada, a la agente A y agente B les tocó trabajar juntos en la misma unidad y a las 03:32 horas, iban circulando por la avenida Hidroeléctrica de Chicoasén, cuando recibieron el reporte en su tablet de trabajo, del robo de vehículo sin violencia de un domicilio y cuadras más adelante en las calles Puerta Barroca y Puerta Paz, observaron un automóvil con las mismas características y en el interior un masculino.

“Estaba un vehículo Sentra de color plata con las puertas abiertas, las luces encendidas y el motor andando; adentro estaba un masculino que estaba quitando el autoestéreo; le indicamos que saliera del interior, lo entrevistamos y primero dijo que era de su hermana que vivía en otra colonia, pero luego cayó en contradicciones” platicó la agente.

Solicitaron al radio operador de la Policía Municipal que revisara las placas y confirmó que era el auto que habían robado apenas unos minutos antes. Luego de su aseguramiento, trasladaron al presunto autor del robo a las instalaciones de la Comandancia Norte para llenar sus datos, verificar su identidad y posteriormente trasladarlo a la Fiscalía General del Estado para su consignación.

 

Related Articles

Back to top button