Local

Denuncian ejidatarios mala atención en registro agrario

Campesinos y ejidatarios de la región noroeste del estado denunciaron las deficiencias con las que opera la oficina del Registro Agrario Nacional (RAN), en Chihuahua, así como la prepotencia y falta de criterio de su titular, Flor Pilar Cazares Holguín.

Dicha denuncia se desprende del hartazgo y desesperación que sufren cientos de usuarios que requieren realizar algún trámite en la oficina del RAN en Chihuahua y se topan con un sin número de pretextos que sólo entorpecen las solicitudes, y refieren, son criterios tomados de forma unilateral por Cazares Holguín.

Flor Pilar Cazares Holguín es funcionaria jubilada del poder judicial del estado; por muchos años estuvo como encargada de uno de los juzgados de los Civil, en el distrito judicial Benito Juárez, puesto que también le valió algunas denuncias por su forma despótica de tratar los asuntos.

Posteriormente se unió a las actividades políticas y proselitistas del partido Morena y actualmente es encargada de la única oficina del RAN en Chihuahua, además de ser suplente de la senadora por el estado Bertha Caraveo.

Los quejosos denuncian que a raíz de la pandemia por Covid-19, la dependencia comenzó a restringir de forma exagerada el acceso a sus oficinas, mientras permitía aglomeración en el exterior.

Así mismo, mencionan que los funcionarios se niegan a recibir a representantes legales que llevan consigo poderes o mandatos de representación para trámites, en casos en los que los propios interesados no pueden acudir por cuestiones de salud, económicas o de distancia, lo que violenta sus derechos.

Por otro lado explican que los medios que la propia oficina gubernamental a puesto a disposición de los usuarios para agendar una cita, no funcionan y son de difícil acceso para la mayoría de las personas, ya que se trata de una página web y un número telefónico, los cuales constantemente presentan fallas.

Otra de las quejas es el número de solicitudes o trámites que la instancia fija como límite por persona, cuando hay casos de trámites agrarios en los que una sola persona requiere ingresar más de 5 o 10 solicitudes y tienen que esperar meses para volver a ser atendidos, cuando la oficina no tiene una gran carga de trabajo y cuenta con suficientes empleados como para resolver dichos trámites.

Fuente: El Heraldo de Chihuahua

Related Articles

Back to top button