Portada

Chile poblano, delicia del campo mexicano

Cultivado en tierras templadas y calientes, en general alcanza de 30 a 80 centímetros de altura. El tallo es erguido, ramoso y liso. Las hojas son generalmente ovadas, lisas y lustrosas. Es fresco, carnoso, de tamaño grande, generalmente de color verde oscuro con piel brillante y, al igual que los jitomates y  la calabacita, es un fruto.

A escala internacional, México es el segundo productor, dedicando más de 140 mil hectáreas al cultivo de este fruto. El estado de Chihuahua es el principal productor de chile con 562 mil toneladas al año; le siguen los estados de Sinaloa con 556 mil; y el estado de Zacatecas con 348 mil toneladas. La producción de esta variedad de chile es mayor en el ciclo otoño – invierno pero es fácil de encontrar en todo el año.

Si bien en ocasiones el chile puede ser considerado picante, este no lo es; sin embargo, tiene un sabor bien definido, lo que lo hace ideal para preparar platillos típicos mexicanos, siendo la variedad más consumida en el país; con él se pueden preparar unos ricos chiles rellenos, los tradicionales chiles en nogada, acompañar algún guiso de puerco o pollo, rajas con crema  y hasta una deliciosa salsa.

Además, contiene un alto contenido en vitamina C, su color verde indica que contiene clorofila la cual tiene efectos antioxidantes, es fuente de fibra que puede ayudar a  controlar los niveles de glucosa en la sangre, así como el colesterol, un motivo más para seguir preparando nuestros tradicionales guisos con este producto mexicano.

 

Related Articles

Back to top button