Portada

Resumen del mercado global de la frambuesa

La cosecha y el suministro de frambuesas están aumentando en muchos países del hemisferio norte para satisfacer la demanda habitual del verano. En Alemania, la temporada ha comenzado pronto. Las perspectivas en cuanto a rendimiento y calidad son bastante buenas, pero los precios varían mucho de una región a otra. En Suiza, la producción nacional a punto de comenzar. El mercado, hambriento de frambuesas cultivadas localmente, estará totalmente abastecido en las próximas cinco semanas. En Italia, las frambuesas se cosechan durante un periodo muy largo, casi 10 meses al año, ya que se cultivan prácticamente en todo el país, incluso en las zonas montañosas. En los meses de verano, la producción es más abundante y procede de más zonas, por lo que los precios bajan. Los precios iniciales de la frambuesa holandesa son elevados en los Países Bajos, mientras que España sigue perdiendo cuota de mercado en favor de Marruecos. La campaña de frambuesa holandesa acaba de empezar, con frutos robustos y de gran calidad. En España han disminuido la superficie y las exportaciones. La frambuesa es el principal fruto rojo de Portugal.

Serbia presenta esta temporada una cosecha y unos volúmenes de exportación inferiores, con precios más elevados. La cosecha y las exportaciones de frambuesas son mucho menores esta temporada debido a las lluvias y al mal tiempo previo al periodo de recolección. Ucrania espera una temporada de cosecha de frambuesas cercana a la normal, con buenas calidades de fruta, teniendo en cuenta las actividades bélicas y la inestabilidad del suministro de electricidad. Los productores polacos están descontentos con los bajos precios de compra, que se mantienen sin cambios desde hace dos décadas. Planean bloquear las plantas de procesado locales y piden la intervención gubernamental para hacer frente a la afluencia de frambuesas procedentes de Ucrania, que según ellos está saturando el mercado polaco.

En Norteamérica, las nuevas variedades favorecen el consumo de frambuesas. La oferta se mantiene estable en estos momentos, procedente del centro y el sur de México. La temporada de Watsonville, California, está en marcha y llegan fuertes volúmenes de la región. Sudáfrica tiene un nivel muy bajo de cultivo de frambuesas, con un número de plantaciones de solo 131 hectáreas. A pesar de esta escasa cantidad, se exportaron unas 1.228 toneladas a Oriente Medio, Europa y el Reino Unido. La frambuesa no es una fruta común en China, donde el mercado es limitado. También tiene pocas plantaciones, con algunas exportaciones de la ciudad de Fengqiu a Estados Unidos, Dinamarca, Rusia y otros países.

España: Disminuyen la superficie y las exportaciones
El cultivo de frambuesas lleva varias campañas mostrando descensos en España, tal y como viene indicando el sector desde hace años, es el berry más afectado por la competencia de proveedores extracomunitarios.

Echando la vista atrás, tras años de evolución positiva, la campaña 2019/20 marcó un punto de inflexión a partir del cual la superficie en Huelva comenzó a descender, pasando de las aproximadamente 2.500 hectáreas que se contabilizaban entonces a las 1.380 hectáreas que Freshuelva anunció que se cultivarían en 2023/24. Esta superficie es incluso inferior a la que se cultivaba en la provincia hace una década.

El nuevo descenso interanual del 21,5% en la superficie cultivada en Huelva, que concentra el 98,7% de la producción española de frambuesa, ha contraído también las exportaciones, que en los ocho primeros meses de campaña hasta abril se habían reducido un 26% en volumen y un 7% en valor, respecto a la campaña anterior.

Marruecos es el mayor competidor extracomunitario de la frambuesa española en el mercado europeo, aunque los efectos de las altas temperaturas y la sequía han reducido significativamente la producción local, que llevaba una década al alza, y en el periodo comprendido entre septiembre de 2023 y febrero de 2024, los volúmenes exportados a Europa se han reducido un 20% respecto a la campaña anterior, según datos de Eurostat.

Alemania: Comienzo temprano de la temporada
La cosecha alemana de frambuesas está en pleno apogeo. La cosecha al aire libre de este año también comenzó en el norte de Alemania en la semana 25. Las perspectivas en cuanto a rendimiento y calidad son bastante buenas, pero los precios varían mucho de una región a otra. En el cultivo en túnel, la frambuesa se considera en muchas explotaciones tanto un cultivo de verano como de otoño. “En pleno verano, el mercado está casi completamente saturado. A partir de mediados de agosto, los productos importados desaparecen cada vez más del mercado, mientras que nuestra cosecha de otoño se acelera”, dice un productor al describir el curso de la temporada. Mientras tanto, la mercancía importada de los países balcánicos se ofrece a precios elevados.

Suiza: Pronto empezarán las primeras promociones con productos nacionales
En Suiza, la cosecha de berries de este año también empieza bastante pronto, según la Asociación Suiza de Frutas (SOV). En total, se esperan 2.165 toneladas de frambuesas. La producción se mantendrá a un nivel elevado durante las próximas cinco semanas, añade. Se espera que el mercado esté totalmente abastecido de frambuesas suizas. “El mercado está ávido de berries tempranas de Suiza. Esperamos las primeras promociones de frambuesas para finales de junio”, explica un productor suizo. El precio de las fresas está ligeramente por encima del nivel del año pasado, y también se espera un aumento mínimo del precio de las frambuesas.

Italia: Satisfechos con los precios
En Italia, las frambuesas se cosechan durante un periodo muy largo, casi 10 meses al año, ya que se cultivan prácticamente en todo el país, incluso en zonas montañosas. En los meses de verano, la producción es más abundante y procede de más zonas, por lo que los precios bajan.

La cosecha siciliana de frambuesas se vio afectada por el tiempo inusualmente caluroso de octubre y diciembre, que retrasó la maduración de la fruta. “Por esta razón, la cosecha empezó después de Navidad. El ciclo se ralentizó, el calendario de producción se alargó y no hubo los picos de producción habituales, sino un avance lento pero constante. Los rendimientos cayeron entre un 15% y un 20%”, afirma un empresario siciliano para quien la campaña terminó a mediados de junio. En cuanto a los precios de producción, en el mercado de Verona, por ejemplo, el precio medio al que el empresario vendió sus frambuesas a los mayoristas fue de 8,30 euros/kg (sin contar el envasado, el transporte, etc.).

“Estamos satisfechos del trabajo realizado este año, con un aumento de precios de al menos el 30%, después de dos años estresantes debido a las exportaciones masivas fuera de la UE. Nuestras ventas de frambuesas, que empezaron en octubre, continuaron hasta la primera semana de junio. Durante los meses de verano suspendemos las ventas, ya que los precios caen considerablemente y no podemos lograr márgenes satisfactorios, en parte debido a los elevados costes. El año que acaba de terminar ha sido positivo en términos de producción y calidad, con un tiempo sin heladas. Desde el inicio de la campaña, la demanda ha sido constante y elevada. La falta de mano de obra cualificada reduce la posibilidad de aumentar la superficie de frambuesas”, afirma el presidente de una organización de productores de Basilicata.

En Emilia Romaña, un productor terminó la recolección hace unas semanas y volverá a empezar después de mediados de agosto. La producción fue abundante y los precios se mantuvieron altos desde mediados de abril hasta principios de junio. A nivel mayorista, el productor vendió las frambuesas entre 15 y 20 euros/kg. En Tirol del Sur (provincia de Bolzano), el responsable de una estructura de abastecimiento señala que el cultivo se realiza entre 800 y 1.400 metros sobre el nivel del mar. La cosecha empezó hace unos días y los precios son satisfactorios para los productores. El cultivo se realiza en túneles, protegidos de las inclemencias del tiempo, y continuará hasta octubre, cuando las primeras heladas pongan fin al proceso de maduración.

Países Bajos: Altos precios iniciales para las frambuesas holandesas, España sigue perdiendo cuota de mercado frente a Marruecos
La temporada holandesa de frambuesas acaba de empezar, con frutos robustos y de gran calidad. “Los precios están en un nivel muy alto para los productos holandeses, lo que es positivo para los productores. El tiempo determinará en gran medida el desarrollo de la temporada”, afirma un comerciante. Su reflexión se centra en una temporada marroquí estable, con precios favorables para los productores. “Este año no ha habido grandes problemas de volumen entre las semanas 8 y 13. Sin embargo, cada año se plantea la misma cuestión. Sin embargo, la pregunta recurrente cada año es si continuar más allá de la temporada marroquí (semana 18/19) debido a la calidad, en particular de la variedad Adelita”.

“Portugal ha tenido este año volúmenes bajos, pero fruta de buena calidad. El precio para los productores portugueses sigue siendo ligeramente superior al de otras regiones productoras”, afirma el frutero. “España perdió volúmenes significativos debido a la escasez de agua, el calor y un comienzo de temporada más frío. Además, la calidad española no ha sido impresionante. A veces da la sensación de que España se centra más en la cantidad que en la calidad, lo que la hace atractiva sólo para el segmento minorista de gama baja. Como se ha señalado con frecuencia en los últimos años, España sigue perdiendo cuota de mercado en favor de Marruecos debido a factores como la disponibilidad de agua, la mano de obra, las condiciones meteorológicas y los costes de producción”.

Serbia: Menores volúmenes de cosecha y exportación, precios más altos
La cosecha y las exportaciones de frambuesas son mucho menores esta temporada debido a la lluvia y al mal tiempo. La cosecha de frambuesas ha comenzado en las primeras regiones. Según las previsiones iniciales, en torno al 40-50% de la producción consiste en fruta para IQF, normalmente esta proporción es del 60% al 80%. Esto repercutirá en el precio, que, según el Ministerio de Agricultura y la asociación de productores serbios, es entre uno y dos euros por kilo más alto que el año pasado.

Ucrania: Se espera una cosecha normal
Ucrania espera una cosecha de frambuesas casi normal, con buenas calidades de fruta, teniendo en cuenta las actividades bélicas y la escasez de suministro de electricidad estable. Se han registrado daños por heladas en la fase crucial de crecimiento, con la temporada que ha comenzado antes que el año pasado. Hay horas sin electricidad, por lo que la materia prima se exporta principalmente a Polonia. Los precios tienden al alza, con especial atención a las frambuesas congeladas que llegan a los mercados de exportación.

Polonia: Los productores, descontentos con los bajos precios de compra
La temporada actual ha visto cómo aumentaban los retos para la producción de frambuesas en Polonia. Las condiciones meteorológicas adversas, como las heladas y las sequías, han provocado importantes pérdidas de cosecha. Los cultivadores expresaron su preocupación por el estancamiento de los precios de compra, que, según ellos, no han variado desde hace dos décadas. Esta discrepancia se produce a pesar de los importantes aumentos de los costes de producción, energía y fertilizantes.

Los cultivadores planean bloquear las plantas locales de transformación y piden la intervención gubernamental para hacer frente a la afluencia de frambuesas procedentes de Ucrania, que según ellos está saturando el mercado polaco. Además, abogan por mecanismos transparentes de fijación de precios en los puntos de recogida y las plantas de transformación para evitar la explotación.

Portugal: La frambuesa se ha convertido en el principal fruto rojo
Cabe destacar que al otro lado del río Guadiana la situación de la frambuesa es muy diferente a la de las orillas españolas. Mientras que en Huelva su cultivo ha ido en declive y el sector sigue apostando fuerte por la fresa, en Portugal la frambuesa se ha convertido en el fruto rojo más importante del sector.

Con datos de Portugal Fresh, la exportación de frutos rojos en Portugal ha crecido un 26% en los últimos cinco años, pasando de los 233 millones que se registraron en 2019 a los 294 millones de euros que sumarán en 2023. Y la frambuesa, que supone el 70% del valor de las exportaciones de berries, es sin duda el principal fruto rojo para el país.

“En 2023, nuestros productores asociados cultivaron 166 hectáreas de berries, de las cuales 111 fueron frambuesas, 54 moras y solo se cultivaron fresas en 1 hectárea”, comparten desde una organización de productores del Algarve. “Los productores, de hecho, están dejando de producir fresas en el Algarve porque no es un cultivo rentable”.

Francia: Los precios bajan ligeramente
Actualmente se comercializan frambuesas procedentes de Francia, España y Portugal. El mercado de la frambuesa es dinámico, con una demanda constante debido a la vuelta del sol. Los operadores esperan el final de la producción portuguesa. Se observa un ligero descenso de los precios como consecuencia del aumento de la oferta en determinados sectores. En el este de Francia se observa un cierto aumento de los volúmenes.

Norteamérica: Las nuevas variedades favorecen el consumo de frambuesas
La oferta de frambuesas registra un volumen estable en estos momentos, procedente de México central y Baja California. La temporada de Watsonville, California, está en marcha y los volúmenes procedentes de la región son importantes. Se espera que los volúmenes máximos de frambuesas se den entre julio y agosto. El volumen de frambuesas es estable y se espera un aumento para la festividad del 4 de Julio.

Mientras tanto, el consumo de la popular berry continúa aumentando: desde 2018, el consumo de frambuesas en dólares ha aumentado en más del 15%. Parte de esto se atribuye a que los consumidores se centran cada vez más en dietas conscientes de la salud.

Al mismo tiempo, los productores y transportistas han estado trabajando para impulsar el consumo a través de prácticas de cultivo mejoradas y la exploración continua de nuevas variedades. Este año se introducen algunas variedades nuevas, centradas en el sabor y las unidades de producción. En cuanto a los precios de las frambuesas, también han aumentado año tras año.

Sudáfrica: Bajo nivel de plantaciones
La industria sudafricana de la frambuesa no está en fase de expansión y la superficie es reducida: 131 hectáreas. La disponibilidad de material vegetal es limitada y los cultivadores tienen que importar su propio material vegetal.

Las cifras de 2022/23 muestran una producción de 2.456 toneladas, de las que se exportaron 1.228 toneladas. El periodo de producción va de noviembre a mayo, y las exportaciones comienzan en febrero.

Hay buenas oportunidades de exportación, según uno de los pocos cultivadores de frambuesas de Sudáfrica, especialmente con los cultivares adecuados con una vida útil que permita las exportaciones. Los mercados para las frambuesas del país son Oriente Medio, Europa y el Reino Unido, aunque esta fruta también tiene mercado nacional.

China: Mercado limitado
La frambuesa no es una fruta común en China, el mercado sigue siendo limitado. En el centro de China, en la provincia de Henan, se celebró el 18 de junio una pequeña conferencia comercial sobre la frambuesa. La ciudad de Fengqiu, en la provincia de Henan, empezó a cultivar frambuesas en 1930, y la industria comenzó a crecer en 1990. Ahora, la frambuesa de Fengqiu se ha convertido en un punto geográfico de referencia, y se ha exportado frambuesa procesada a Estados Unidos, Dinamarca, Rusia y otros países.

Fuente: Freshplaza.es

Artículos Relacionados

Check Also
Close
Back to top button