Portada

Resumen del mercado global del melón y la sandía

Un tiempo primaveral más frío y lluvioso en muchos países donde se cultivan melones ha ralentizado la maduración de la fruta y retrasado el inicio de la temporada. La demanda ha sido ligeramente inferior porque el mal tiempo en Europa central y septentrional no ha favorecido el consumo. Este factor, en combinación con una ligera reducción de las plantaciones, ha tenido como consecuencia un menor rendimiento de la fruta temprana en España. El tiempo más cálido durante el resto de la primavera y principios del verano le ha dado un impulso notable a la demanda por parte de los consumidores españoles, que se tradujo en subidas de precios. En Italia, la prolongada sequía ha perjudicado a los melones y sandías sicilianos. Debido a un invierno más cálido de lo normal, la cosecha se adelantó 15 días. En los Países Bajos, las ventas de melones han sido decepcionantes a raíz del mal tiempo durante toda la primavera y principios del verano. La situación en Alemania es muy parecida, ya que las lluvias han provocado una caída de la demanda en las últimas semanas. En Hungría, la temporada de sandías se ha adelantado y se espera que las exportaciones aumenten debido a los problemas de otros grandes países productores. La temporada de melón en Francia ha tenido un inicio muy complicado debido al mal tiempo. Mayo y junio han sido meses malos, con muy poco consumo y problemas de producción ligados al mal tiempo.

Turquía está registrando un aumento de la demanda de sandías en Europa, Escandinavia y Reino Unido. Además, su temporada se está alargando hasta noviembre. En Norteamérica está creciendo la producción de melón de verano. Se espera un suministro estable durante las próximas 20 semanas. Debido a inconsistencias en la plantación a principios de año hay una oferta escasa y una demanda fuerte, y parece que la oferta de sandías para las celebraciones del 4 de Julio podría ser limitada, aunque razonable. Para mediados o finales de julio se espera ya una mayor oferta. Las fuertes lluvias caídas recientemente en Brasil han tenido un impacto negativo en los volúmenes. La próxima temporada, Brasil dispondrá más o menos del mismo volumen y superficie plantada de melones que el año pasado. A medida que aumenten las temperaturas en China, más y más melones de producción nacional irán llegando a sus mercados. Se anima a los productores nacionales a desarrollar y probar nuevas variedades para reducir la dependencia de las importaciones.

España: El mal tiempo reduce ligeramente la producción y retrasa la maduración en Murcia
La campaña española de melón y sandía arrancó a finales de abril en Almería, donde los volúmenes han sido más bajos de lo habitual debido al impacto del mal tiempo a principios de primavera. El buen tiempo en Europa y los menores rendimientos, consecuencia de una ligera reducción de la superficie y el impacto del tiempo durante la fase de cuajado, provocaron un aumento significativo de la demanda de sandías y una subida de los precios a niveles inusualmente altos a finales de mayo. Este año, las sandías tempranas de mediados de abril han funcionado muy bien en el mercado nacional, ya que el producto no ha tenido competencia y su llegada se esperaba con impaciencia en los mercados.

La cosecha de sandías continúa ahora en Murcia, donde hay 2.400 hectáreas este año, un 4% más que el año pasado. Las últimas lluvias y tormentas de granizo han afectado ligeramente a la producción de sandías y retrasado su maduración.

En cuanto a los melones, los productores almerienses han estado recibiendo precios decentes. Sus rendimientos también han sido más bajos de lo habitual y los calibres han sido, en general, demasiado grandes. Ha habido menos competencia por parte de otros orígenes, como Marruecos, donde la sequía ha hecho mella en la superficie. Además, este año no ha habido mucho solapamiento con los melones de ultramar, ya que sus campañas terminaron antes, sobre todo en el caso del Galia y el Cantalupo, cuya calidad también ha sido inferior a la de otros años.

La campaña continúa ahora en Murcia, donde la superficie de cultivo ha crecido un 2% este año (3.000 hectáreas), y donde la campaña arrancó en la última semana de mayo con volúmenes inferiores a los esperados hasta la semana 25. En las dos primeras semanas en las que Murcia estuvo cosechando melones, la demanda fue ligeramente inferior debido a que el tiempo frío y lluvioso en el centro y norte de Europa no estimuló el consumo. Sin embargo, como los volúmenes no eran muy grandes, se ha mantenido un buen equilibrio entre la oferta y la demanda. Las recientes tormentas han afectado moderadamente a los cultivos de melón, provocando cierto retraso en el desarrollo de la fruta. Según los exportadores murcianos, en las próximas semanas habrá algo menos de producción de melón, pero suficiente y de buena calidad para poder cumplir con sus programas habituales.

Italia: La sequía perjudica a los melones sicilianos
Los melones y sandías sicilianos están sufriendo las consecuencias de la prolongada sequía. Debido a un invierno más cálido de lo normal, la cosecha se adelantó 15 días. Se ha observado una buena tendencia para los melones con escriturado, un cultivo especializado que se realiza en estructuras cubiertas. Los precios medios han oscilado entre 1 y 1,50 euros. El impacto del pulgón ha sido significativo en algunos momentos, pero en general se ha mantenido bajo control, aunque ha habido algunas pérdidas de producción. Dada la escasez de producto como consecuencia de la sequía, se espera una buena campaña a nivel comercial para los melones amarillos. Muchas parcelas no se han plantado, por lo que los precios podrían ser bastante altos. Los precios de las sandías normales y las mini empezaron a muy buenos niveles entre finales de abril y mayo, pero después se vieron frenados por la caída de la demanda provocada por el mal tiempo en el norte de Italia y el resto de Europa.

La campaña de la sandía está a punto de empezar en Calabria. “En los próximos días comenzaremos con las minisandías. Las clásicas vendrán después”, dice un agricultor.

Un operador sardo informa: “La demanda ha aumentado en los últimos días gracias al calor africano. La campaña de la sandía empezó a finales de abril, con unos 10 días de adelanto, pero los pedidos se mantuvieron a un nivel relativamente bajo hasta los primeros 10 días de junio, salvo el fin de semana, cuando las compras aumentaron ligeramente. El arranque fue, pues, flojo debido al tiempo frío y lluvioso tanto en Italia como en Europa, así como a la disponibilidad de una gama de frutas y hortalizas más amplia que en los meses de verano de 2023”.

Un productor de la provincia de Latina, que exporta al extranjero y vende en Italia, afirma: “La campaña de la sandía de tipo Dumara empezó bien, pero luego, a partir del 25 de mayo, las altas temperaturas adelantaron la maduración del producto una semana. En Europa, la llegada del verano se ha retrasado y eso ha impedido el repunte de la demanda. La situación de la producción en Italia no es ideal, porque hay poco producto y hace dos semanas los precios bajaron. Ahora estamos tratando de obtener una mejor remuneración de los compradores, es decir, un aumento de unos céntimos. La situación de las minisandías es bastante distinta; el consumo no parece despegar, no hay demanda y los precios son bajos. Esta campaña se ha visto marcada por la inestabilidad del tiempo, que ha hecho que se alternen momentos de plena producción con momentos de escasez.

Dos grandes operadores del norte de Italia (que cultivan y comercializan) confirman que los pedidos y los precios fueron buenos hasta la semana 24, pero que empeoraron a partir de principios de la 25. El ritmo de los pedidos se ha ralentizado, a pesar de que las temperaturas son veraniegas y, por tanto, invitan al consumo de melón. Los rendimientos en el campo no son altos, pero los precios han bajado en la última semana en comparación con la anterior. A mediados de la semana 25, la horquilla de precios para los melones de buena calidad se ha situado entre 1,40 y 1,80 euros/kg.

Países Bajos: Ventas de melón decepcionantes debido al mal tiempo
“Las ventas de melón suelen estar en consonancia con las temperaturas, y la situación no ha sido nada fácil”, afirma un importador holandés. “El tiempo dicta tanto la demanda como los precios, y esta primavera fría, lluviosa y ventosa ha dado lugar a un mercado muy decepcionante para el melón. Con temperaturas oscilando entre los 15 y los 18 grados centígrados, el consumo de melón simplemente no ha repuntado”.

“Terminamos la temporada de ultramar hace unas semanas. España empezó con volúmenes relativamente pequeños de producto de Almería que el mercado apenas pudo absorber. Posteriormente, ingresaron al mercado volúmenes procedentes de Italia, Turquía, Grecia y Murcia, lo que hizo necesario un mayor consumo”, prosigue el importador.

“El retail europeo tiene previstas varias promociones, pero dado lo decepcionantes que han sido las ventas, también se muestran cautos a la hora de programar las próximas. Por otro lado, ninguna otra fruta está destacando. Ya estamos a mediados de junio y ninguna fruta ha logrado superar las expectativas de consumo. Por lo tanto, se están pagando precios decepcionantes, tanto en origen como en los comercios. Todo el mundo hace ciertas previsiones, y si no se cumplen, el mercado se inunda de existencias, lo cual puede tener consecuencias en materia de calidad”.

Alemania: El tiempo lluvioso hace caer la demanda
Debido al frío y las lluvias en Alemania, la demanda de sandías se ha mantenido bastante baja durante las últimas semanas. La oferta ha provenido sobre todo de España, así como de Marruecos e Italia. Para evitar excesos de oferta, muchos comerciantes decidieron bajar sus precios. En general, el mercado del melón ha sido muy poco satisfactorio para la época del año.

Hungría: Inicio más temprano de la campaña, aumento de las exportaciones
El inicio de la temporada de sandías se adelantó en Hungría. Las condiciones meteorológicas favorables de la primavera han permitido un buen arranque para los productores, que disponen actualmente de algunas pequeñas cantidades. Esos volúmenes crecerán de manera significativa a partir de julio, cuando los principales volúmenes estarán disponibles en el retail y los mercados mayoristas del país. Los productores y exportadores húngaros han gozado de una buena demanda temprana por parte de los países europeos vecinos, que buscan diversificar su oferta. Esto se debe a que los países productores mediterráneos han tenido problemas meteorológicos. La superficie de cultivo ha vuelto a aumentar con entre 10.000 y 12.000 toneladas de melones y entre 140.000 y 160.000 toneladas de sandías que se espera cosechar esta temporada 2024 en Hungría. Se espera que hasta 50.000 toneladas de este volumen se dediquen al mercado de exportación.

Francia: Arranque difícil y tardío de la campaña de melón
El inicio de la campaña de melón en Francia está siendo muy complicado como consecuencia del mal tiempo. Mayo y junio fueron meses decepcionantes, con muy poco consumo y problemas de producción ligados al mal tiempo, lo que provocó muchos problemas con el producto. Los campos de melón están teniendo una menor producción.

En Provenza se informa de un retraso de ocho días y la oferta actual es inferior a la del mismo periodo del año pasado. Sin embargo, aún no hay nada decidido para la campaña francesa. Si empieza a hacer buen tiempo en verano, la oferta podría intensificarse y el consumo podría finalmente aumentar de manera significativa.

Turquía: Creciente demanda europea de sandías
Los productores y exportadores turcos informan de una creciente demanda de sandías por parte de clientes de toda Europa, Escandinavia y el Reino Unido, que mantienen el interés en adquirir existencias durante un periodo más prolongado de lo habitual, hasta noviembre, señala un productor y exportador. Se espera que la demanda en Alemania aumente un 25% gracias al calor y al campeonato europeo de fútbol que se está celebrando allí. Turquía ha ampliado la superficie de cultivo y la demanda del mercado nacional también es notable.

El tiempo más fresco de mayo ralentizó el crecimiento y dio un impulso a los precios de las sandías. Un productor y exportador señala: “A pesar de estos precios más altos y de la competencia tanto de Grecia como de España, la demanda se ha mantenido fuerte”.

Norteamérica: Crece la producción de melón en verano
La producción de melón Cantalupo y Honeydew en las zonas al sur del desierto del Valle de Imperial, Valle de Yuma y Valle de Gila alcanzó su punto álgido en la primera semana de junio. Se espera un suministro estable durante las próximas 20 semanas. La transición del suministro del sur del desierto al del Valle de San Joaquín en California se producirá alrededor del 1 de julio. Luego, no debería haber brechas o desaceleración de la producción hasta mediados de octubre, dadas las muy buenas expectativas en materia de rendimientos.

En cuanto a las sandías, el norte de México casi ha terminado su cosecha. Arizona está ya suministrando sandías, y lo mismo puede decirse de California, Texas, Florida y Carolina del Norte. Otras regiones productoras comenzarán en las próximas semanas.

Debido a irregularidades con la siembra a principios de este año, la oferta es escasa y la demanda es fuerte, y parece que el suministro de sandías para la festividad del 4 de Julio podría ser escaso, aunque razonable. Para mediados o finales de julio se espera una mayor oferta. Las condiciones en los mercados son favorables y lo limitado de la oferta mantiene los precios a buenos niveles. Es probable que los precios se mantengan altos durante los primeros días de julio, pero a mediados de mes, cuando la oferta aumente, seguramente caerán.

Brasil: Las fuertes lluvias han afectado a la producción
Las lluvias torrenciales registradas recientemente en Brasil han afectado a los volúmenes de producción de melones. Un gran productor y exportador informa de que Brasil producirá más o menos el mismo volumen y dispondrá de la misma superficie de melones que el año pasado. “Observamos una creciente demanda de nuestras sandías brasileñas en Europa”. A pesar del impacto de la lluvia, los productores están también contentos, porque los acuíferos subterráneos se han recargado, el suelo se ha limpiado y la vegetación natural ha crecido muy bien. “Esperamos, por tanto, una temporada muy buena en Brasil en términos de productividad y calidad. Nuestra temporada arrancará de nuevo a partir de la semana 33 o 34”.

China: La oferta de melón nacional aumenta gracias al calor
A medida que aumentan las temperaturas, más y más melones llegan a los mercados de China. A principios de junio, se celebró una conferencia dedicada al melón en la ciudad de Suzhou, en la provincia de Zhejiang. El evento contó con participantes de industrias relacionadas con el melón, y se exhibieron 208 nuevas variedades. Se animó a la población a impulsar la producción nacional y reducir la importación de variedades extranjeras.

En la provincia de Zhejiang está ya lista para empezar la cosecha de los primeros melones cultivados en invernaderos de plástico. “Podemos obtener unos 4.000 kg de un invernadero de 1 mu. Se esperan unos resultados muy interesantes este año. Además, hay una buena demanda en el mercado, y el precio es muy atractivo”, afirma un productor local.

En la localidad de Zheqiao, en Lin Xia, también hay melones listos para comercializarse. El Sr. Tang, agricultor local, dice: “Cultivamos melón N.º 946 y Jinta. Ahora está en el mercado el melón Jinta, cuyo precio ronda los 15 rmb/kg (1,93 euros/kg). Se trata de un melón con un aroma muy agradable. Otra variedad, la N.º 946, está aún en periodo de crecimiento y madurará en unos 20 días”.

Fuente: Freshplaza.es

Artículos Relacionados

Back to top button