Portada

Descubriendo el chayote: Un tesoro nutritivo y versátil

Un poco de historia

El nombre científico del chayote es Sechium edule y es una hortaliza que los aztecas consumían como alimento y su nombre en náhualt es “chayotli”, aunque al chayote tierno se le denomina “chayoselik”.

Este delicioso alimento de apariencia tosca y suave sabor es una hortaliza trepadora que vive y produce por varios años. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas: Su sabor es una mezcla de zapallito y pera, tiene un 90% de agua, brinda abundante forraje en verano y prodigalidad de sus frutos en el otoño.

Sabías que…

  • Los chayotes se pueden consumir crudos o cocidos, con piel (sin espinas) o sin ella.
  • Su raíz y hojas, también son comestibles (hiérvelas con ajo y quedarán deliciosas).
  • Tienen un alto contenido en agua y fibra, así como de una poca cantidad de azúcares naturales, motivo por el cual son bajos en calorías comparados con otros frutos.

¿Puedo cultivarlo?

El chayote se cultiva principalmente en climas cálidos y requiere suelos bien drenados y mucha luz solar. Es común encontrarlo en huertos familiares debido a su adaptabilidad y facilidad de cultivo.

En 2022, su producción nacional en México superó las 196 mil toneladas, destacando su importancia en la agricultura y la cocina mexicana.

Si ya eres amante del chayote, ¡anímate a incluirlo en tu dieta diaria!

Receta Procedimiento
Ensalada fresca de chayote y mango – Corta chayotes en tiras finas y mezcla con mango, cilantro fresco y jugo de limón.

– Añade sal y un toque de aceite de oliva para una ensalada refrescante y colorida.

Chayotes rellenos al horno – Cuece chayotes, córtalos por la mitad y retira parte de la pulpa.

– Mezcla con pollo desmenuzado, cebolla, pimientos y queso.

– Rellena las mitades y hornea hasta que el queso se derrita y se doren ligeramente.

Chayotes en salsa de tamarindo   – Cocina chayotes en cubos en agua hasta que estén tiernos.

– Prepara una salsa con tamarindo, chiles serranos y azúcar morena.

– Mezcla los chayotes con la salsa y sirve caliente con arroz blanco.

Chayotes en escabeche   – Corta chayotes en rodajas y cocina en agua con sal y vinagre hasta que estén tiernos.

– Prepara una mezcla de vinagre, aceite de oliva, ajo, pimienta y hierbas al gusto.

– Deja marinar los chayotes en esta mezcla en el refrigerador durante algunas horas antes de servir.

El chayote no sólo es un ingrediente delicioso, sino también una fuente de inspiración en la cocina. Con su versatilidad y beneficios nutricionales, invita a experimentar con diferentes recetas y sabores, agregando un toque especial a cualquier comida.

Artículos Relacionados

Back to top button